IR MÁS ALLÁ DEL PENSAMIENTO - III


Cuando penetramos en un bosque que no ha sido transformado por el hombre,
nuestra mente pensante ve sólo desorden y caos en torno a nosotros.
No puede siquiera diferenciar entre vida (bien) y muerte (mal), ya que
por todas partes la nueva vida surge de la materia en pudrición y decadencia.

Sólo si somos suficientemente silenciosos interiormente,
y el ruido del pensamiento dismimuye, podemos llegar a hacernos conscientes
de que hay una armonía oculta, una sacralidad, un orden superior en el cual
todo tiene su lugar perfecto y no podría ser diferente de lo que es como es.

La mente esá más cómoda en un parque con jardines
porque ha sido planeado por medio del pensamiento,
no ha crecido orgánicamente.
Hay aquí un orden que la mente puede entender.
En el bosque hay un orden incomprensible que para la mente parece caos.
Está más allá de las categorías mentales de bueno y malo.

No puede entenderlo por medio del pensamiento, pero puede sentirlo
cuando suelta el pensamiento, se queda quieto, alerta
y no trata de entender o explicar.

Sólo entonces usted puede ser consciente de la sacraidad del bosque.

En cuanto siente esta armonía oculta, esta sacralidad, se da cuenta de que
no está separado de ella; y cuando se da cuenta de eao,
se conviere en un participante cosciente de ella.

De esta forma la naturaleza puede ayudarlo
a alinearse con la totalidad de la vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bandrui

Bandrui

Entradas populares